Te quiero… vender. Feliz San Valentín

  • Comentar

Bienvenidos a los amores de verano en pleno invierno, bienvenidos a enamoramientos fugaces que se acercan cada 14 de febrero. Fogosos corazones por Whatsapp, lovely fotos en Instagram, muros de Facebook cubiertos de rojo pasión. Y es que en esto de vender, como en el amor, todo vale.

Entramos en febrero y parece que Internet se llena de amoríos pasajeros cual gimnasio en enero. Señores, se acerca San Valentín y la flecha de Cupido (hoy modo cursor), no va a dejarles escapar de ese flechado ya no tan esperado.

No hablemos de comunicación con los usuarios, deberíamos hablar de relaciones, casi, casi de pareja. Con sus días buenos, con sus días raros, con sus impulsos, con sus abandonos, con sus besos, con esos abrazos que echar de menos.

Puede que no seamos expertos en el amor y es que cada cliente, perdón, cada relación sea un mundo pero aquí van algunos consejos para que mantengáis la llama con vuestras parejas, para que sepáis encontrar una nueva. Quizá hoy con un poco más de cariño que de costumbre. 

  • Sé innovador, llévale a cenar fuera. Eso de jugar en casa está bien, pero a quién no le gusta que le saquen fuera de vez en cuando. Que no te asuste, aprovecha el contenido transmedia, las acciones multiplataforma.
  • Sé activo, descubre nuevas posturas. Lo cotidiano gusta, pero siempre aburre, prueba nuevos medios, formatos, sin perder de vista lo que a ambos os da gustirrinín. ¿Nos vemos en Tinder?
  • Sé fiel, mírale los ojos, dile la verdad. Si te pillan con otro, otra o simplemente haciendo lo que no debieras, ocultarlo no te ayudará. Mírale a los ojos, explícate. Te entenderá. Aunque nadie te salvará de un tirón de orejas.
  • Meter nuevas personas en la relación. Juntos, ¿amor para dos? Eso ya pasó. Introduce nuevas personas en vuestra relación. ¿Quién dice que un influencer no sabe darle eso que tú no sabes?
  • Escúchale, verás como te mira. Deja de mirarte en el espejo, estás guapo y lo sabes pero de nada te servirá si no sabes qué decirle. Escúchale y no le digas lo que quiere oír, pero sí contestar a lo que necesita escuchar.
  • No te agobies, el tamaño no importa. Marca un buen plan content, adáptalo a tu target y haz que le guste, sobre todo que le guste. Muchas acciones pequeñas entran mejor. Ya tú sabes.
  • No digas te quiero, demuéstralo. El querer se demuestra a diario, olvida los Brand Days, los one shots y demuestra a diario que tu comunidad te importa.
  • No es cuestión de posturas, de formato. Si no llegas a encontrar eso que le gusta no te agobies, de nada sirve. Te bloquearás. Prueba, error, prueba, error, orgasmo, perdón, conversión.

No soy un consejero, sólo un mero espectador que ha tenido muchos amores, algunos desamores y por qué no, algún desengaño. Creo que las marcas deberían dejar de estar para empezar a ser, soñar con lo que no tenemos pero no olvidar cuidar esos amores de toda la vida, que cada día cuando les saludamos nos dicen: Te quiero. Y que un seguidor, te lo diga, ya es mucho decir.