Despertando pasiones, employee engagement

  • Comentar

Celebración del Día de la Diversión en el Trabajo en Territorio creativo

El 83% de los empleados no se comprometen con sus empresas. Es una cifra escalofriante, más cuando sabemos que el compromiso y la vinculación, el llamado employee engagement está relacionado con la productividad de nuestros equipos. Aceptar que más de tres cuartos de tus empleados no están implicados ni entusiasmados con tu empresa es difícil. ¿Qué puedes hacer para apasionar a tus equipos?

Teniendo claros los valores de nuestra empresa, debemos construir una cultura fuerte que fomente desde dentro la vinculación a esos valores. No nos anclemos en posiciones arcaicas, la cultura 2.0 y sus ideas de apertura, colaboración, honestidad y compartición de valor nos abrirán los caminos del engagement.

Las empresas deben poner un especial mimo a la cultura organizacional porque cada vez tiene más peso. Está presente incluso a la hora de que las personas talentosas elijan ser parte de nuestra compañía como bien indica Bill Barnett en su post When Choosing a Job, Culture Matters. Y amigos, a golpe de talonario no vamos a conseguir pasión.  El salario es un elemento para atraer talento pero no consigue retenerlo. Cuando hablamos de mantener a los buenos profesionales en nuestra empresa entran en juego aspectos como la capacidad de crecimiento en la empresa, de aprendizaje, de que superen los retos que les planteamos y por supuesto que compartan los valores de nuestra organización. Nuestro reto es conseguir que todos compartamos la cultura de la empresa.

Antes de nada, según mi experiencia hay dos conceptos básicos que debemos tener muy en cuenta:

  1. Divertirnos en el trabajo. Como bien apuntan los consultores de Humor Positivo en su web, la psicología ha mostrado muchos de los beneficios que reporta pasarlo bien en el trabajo. Fortalece la motivación no sólo individual sino colectiva, optimiza la comunicación interna, cohesiona a los equipos, reduce el estrés y con todo ello se fortalecen los vínculos entre todos los miembros de nuestra empresa. Además tiene un efecto muy positivo en la creatividad y capacidad de innovación de nuestros equipos.
  2. Hacer pausas de calidad. Los descansos adecuados nos ayudan también a ser más creativos, a mantener una atención adecuada, a reducir el estrés y a que nuestras ideas fluyan mejor como muestra este gráfico. Berto Pena nos habla de ello habitualmente en ThinkWasabi. Debemos saber cómo una buena gestión de nuestras micropausas, pausas y descansos nos ayudará a mejorar nuestra productividad.

Mezclamos estas dos ideas con las oportunidades que nos da el mundo 2.0, lo aderezamos todo con nuestra cultura y como resultado tenemos multitud de acciones con las que apasionar a nuestros equipos. Podemos crear un ambiente de trabajo propicio a nuestra cultura con humor, salgamos de la rutina y divirtámonos, como algunos lo hemos hecho ya con excelentes resultados.

  • En el departamento de Cultura de Territorio Creativo creamos acciones sencillas que día a día nos hacen disfrutar de nuestro entorno laboral y nos ayudan a compartir los valores de nuestra empresa. Por ejemplo, para celebrar el Día de la Diversión en el Trabajo preparamos unos recortes de papel con sonrisas, bigotes y ojos. La idea era hacer una foto de todo el equipo a media mañana para conmemorar el día y aprovechar para hacer una pausa de calidad. El resultado es la foto de cabecera. Estas fotos fueron movidas espontáneamente por el equipo en medios sociales y son muestra de nuestra cultura abierta.
  • En Unilever han hecho un buen trabajo con su web www.unileverytu.es . La web está dedicada a sus consumidores pero las estrellas son sus empleados. La idea es sencilla, en las fotos de cabecera de esta nueva web aparecen varios de sus empleados posando en escenas familiares o de ocio. Esta empresa ha decidido dar protagonismo a sus empleados que adquieren una relevancia principal. Citando un artículo sobre esta experiencia “de este modo, la compañía ha querido poner de manifiesto la importancia que tiene para Unilever sus empleados y la diversidad de la plantilla como reflejo de sus consumidores”. En el casting participaron voluntariamente más de 135 empleados, más del 30% de la plantilla, que salieron de su rutina, quisieron ser la imagen de su compañía, disfrutaron haciendo las fotos… Ahí veo employee engagement.
  • Veo también casos de éxito en las experiencias de compañías aéreas como Vueling o KLM. Cada una de ellas montó acciones en las que involucraban activamente a sus empleados y los medios sociales. Muy comentada fue la campaña de KLM con empleados voluntarios que respondían tweets en vídeos. Así mismo, siempre sonrío al ver el vídeo que Vueling realizó y movió en Youtube años atrás con todo su equipo. Son fantásticos ejemplos de poner a las personas en el centro, de compartir una cultura abierta y participativa, donde el humor y el salir de la rutina cobran protagonismo.

Acciones de este tipo son una gran herramienta para crear equipo y vincularlas a nuestros valores. Sólo hemos de encontrar las que se adapten a nuestra cultura y darles toques creativos. Las futuras empresas líderes deben cuidar su talento. Tanto desde recursos humanos como desde la dirección de la empresa. Pongamos mucha atención en crear equipo con una cultura compartida. Crear el denominado employee engagement en nuestros equipos es una tarea esencial para cualquier organización que quiera tener altos desempeños. Entendamos aspectos fundamentales de las realciones humanas e innovemos en nuestras prácticas creando una cultura actual y compartida por nuestro equipo.

Comentarios


  1. vilma noelia

    Marina, excelente post se que todo aquel que es empleado se identificara perfectamente con lo que planteas, particularmente yo comparto contigo la idea de que el salario es solo un factor a considerar y que este pierde su valor frente a la carencia o ausencia de otros elementos necesarios para logar una identificación de valor por parte del equipo de trabajo. Muchas veces pasamos mas tiempo en el trabajo que con nuestros familiares de ahí la gran importancia de un buen ambiente laboral. Mucho de esto que planteas se ha perdido de vista en las empresas, que no entienden que el capital humano es esencial y que un personal apasionado y comprometido garantiza en gran parte el éxito. Este post, en una lectura simple y breve plantea una gran realidad y no solo se limita al problema presenta soluciones con ejemplos reales, DEBERÍA DE SER LEÍDO POR EL Dpto. DE RECURSOS HUMANOS en todas las empresas del mundo. Gracias por compartirlo..

  2. Muy buen artículo!
    Tan sólo mencionar otra posibilidad de Employee Engagement que no aparece en el artículo. Se trata de todas aquellas acciones solidarias que, siempre bajo los valores de la compañía, esta misma decide poner en marcha contando siempre con la participación activa y voluntaria de los empleados. Estoy hablando por ejemplo de acciones de voluntariado corporativo, acción social, contribución y captación de fondos para ongs o causas sociales,…
    En otras palabras, “hacer más humanos los recursos de la empresa”, activando su responsabilidad a través de la involucración de los empleados. Ello permite la satisfacción de su vertiente más solidaria, la posibilidad de conocer y enfrentarse a nuevas realidades y retos, poner en valor el trabajo en equipo y como no, establecer nuevos vínculos con los compañeros y con la empresa, generando así un factor motivador y de engagement.
    Y por supuesto, colaborar en la construcción de una sociedad mejor.

  3. Vilma Noelia agradezco mucho que te sientas identificada, de eso se trata, de humanizar las empresas porque son parte de nuestra vida. No obstante, yo sí creo que cada vez se habla más en estos términos, como una tendencia emergente que poco a poco se instaurará. En tiempos difíciles el comprimiso de los empleados es esencial para las empresas. Es vital el saber desarrollar actitudes positivas en los equipos para que todos demos lo mejor.

  4. Luis, totalmente de acuerdo. Incluso tu aportación podría ser la temática de un nuevo post relacionado con éste. Nosotros en Territorio también exploramos esa faceta más social. Hemos trabajado de forma voluntaria con ONGs como Unicef para ayudarles con nuestra experiencia en redes sociales. En esos proyectos participa el equipo que quiere aportar su conocimiento y la verdad es que han sido experiencias muy exitosas. Otra buena forma de humanizar el entorno laboral y poner a las personas y sus inquietudes en el centro.

  5. Marina, genial puesta en escena de un “Great Place to Work”. Coincido en todos los aspectos de tu exposición: Son de necesaria aplicación si lo que se pretende es generar un ambiente que propicie que cada empleado de su 100%. Pero si bien es cierto que en el sector tecnológico y creativo si que se fomenta el Employe Engagement, también lo es que en otros sectores ni se lo plantean. No olvidemos que empresas como la vuestra basan su actividad en la creatividad de sus empleados y por lo tanto, fomentan una atmósfera que propicie que esta fluya. Sin embargo, en otros sectores de actividad, prima el aspecto monetario, tanto a la hora de contratar y mantener trabajadores, como a la hora de facturar, quedando en segundo plano tanto tanto la afinidad trabajador / empresa como la calidad del trabajo realizado. Tenemos mucho trabajo por delante en este campo, y mucho que aprender los departamentos de RRHH.

    Un saludo

  6. Zoraida

    Hola,
    es interesante el artículo pero creo que además de dar protagonismo a sus empleados también hay que repartir beneficios con los empleados no sólo engordar las billeteras de los dueños porque todos trabajamos por “dinero” al fin y al cabo. Puede que te guste más o menos lo que haces pero si nos dieran un incentivo monetario aparte de todo lo anteriormente dicho sería mejor que mejor!