Se acabó la publicidad ficción

  • Comentar

Creo por encima de todo que la nueva publicidad debe de ser real, ideas que se alejan de la ficción y ocurren, las podemos tocar y sobre todo son transmedia, hace tiempo que la peli Online-Offline terminó.

La nueva publicidad puede ocurrir en la calle y acabar en Youtube o partir de una aplicación en Facebook y acabar en la calle. Incluso los spots no deberían de terminar a los 30’’, tendrían que traspasar la pantalla y continuar fuera o recoger un trocito de realidad, de algo que ya ha ocurrido.

Se acabó la publicidad ficción, Don Limpio no existe. La nueva publicidad debe de ser experiencial, participativa, no invasiva, seductora, sugerente. Pero sobre todo debemos poder tener contacto real con ella, tocarla, disfrutarla. Conviviendo con los consumidores, sin asaltarles, tratando de seducirles, intentando que la promesa de marca les sea cercana, creíble, sin imponer, sugiriendo e incluso rectificando. En el último #TcDesayunos nos visitaron Mercedes SánchezBlanca Zayas de Trip Advisor y hablando de hoteles decían que “Tu hotel o tu destino no es como tú lo quieres vender, es como lo percibe la gente”. No puedo estar más de acuerdo.

Vivimos un momento en el que los consumidores tienen la facultad de darle a un “Me gusta” o a un “Seguir” debajo de un logo. Gente, hasta ahora anónima, que con nombres y apellidos se acercan, nos buscan e  invitan a las marcas para que les seduzcan. Nos gustan las marcas y una vez más los consumidores les estamos ofreciendo nuestra atención, no es el momento de que nos ignoren otra vez. Es el momento de cuidar y mimar a los que nos están sugiriendo que les contemos algo interesante.

Hace unos días NH Hoteles lanzó una Aplicación en Facebook que trabaja en esta línea y de la que en Territorio creativo, estamos especialmente orgullosos, se llama Name Your Room. La idea es muy sencilla, te permite ponerle tu nombre a una habitación NH, tienes 50.000 habitaciones en 25 países para elegir, puedes escoger hasta la planta y el número de habitación, pero la acción no termina ahí y traspasa el mundo virtual para llegar al real, NH se compromete a poner tu nombre físicamente en la puerta del hotel elegido, además entre todos los que participen, se sorteará un viaje de una semana para alojarte en tu propia habitación. Mola, ¿verdad?

Seguramente que entre todos los seguidores de NH en Redes Sociales hay muchos que no se han alojado nunca en uno de sus hoteles, nunca han sido clientes de NH, pero se han acercado a la marca y es el momento de seducirles y conseguir que lo sean.

Por eso creo que esta idea trabaja en un concepto en el que creo fervientemente, cuidar y mimar a los fans, por encima de que sean clientes o no. Si la promesa de marca de NH es real, cada vez que un cliente se aloje en uno de sus hoteles, será el momento de cumplir esa promesa. Tratando de que ocurra, convirtiéndolo en una experiencia real, lejos de la publicidad ficción. Es el momento en que una marca debe de resultar creíble y devolver la confianza depositada.

Esta acción también trabaja en lo que decía al principio, empieza en Facebook y termina con tu nombre en la puerta de una habitación que puedes visitar y alojarte en ella.

Y mañana esta acción, podría convertirse en un spot o en cualquier otra pieza tradicional. Una idea que ha ocurrido es creíble, a Don Limpio o al Mayordomo del algodón no me los creo, no existen. La habitación con mi nombre sí e iré a visitarla.

Comentarios


  1. No puedo estar más de acuerdo con que esa debería ser la dirección adecuada. Me cuesta entender por qué aún queda gente remando en el sentido contrario, al fin y al cabo, todos somos consumidores.

  2. Linmer, me alegra que coincidamos. A mi también me extraña lo que comentas, quizá la justificación puede salir de lo incómodo que puede resultar, el hecho de salirse de la zona de confort de cada uno.

  3. Mariana

    También estoy totalmente de acuerdo. Demasiada ficción deja al espectador con la sensación de ser engañado. Si consigues que el flujo tradicional se invierta y sea él el que se acerque a tu marca, has dado un paso de gigante en la consolidación de la relación.

    Os felicito por el blog! :)

  4. Hola Carlos, a mí me encantan las acciones que son reales y que son como la vida misma. Pero también me gustan las acciones de ficción, acuérdate que desde el inicio de los tiempos a los hombres nos han apasionado las historias y el storytelling es una de las mejores formas de hablar ficticiamente de la realidad.

  5. Inés mil gracias por participar y aportar. Comparto en parte lo que dices acerca del storytelling, hoy tan de moda. Pero creo que el valor principal de las buenas historias, es cuando son reales. Tenemos el ejemplo de las campañas de Aquarius por ejemplo.
    En mi opinión cuando una historia está basada en hechos reales, llega más. Si la historia del Titanic por ejemplo, fuese simple ficción, creo que no llegaría tanto. Pero es mi opinión y el debate enriquece ;)

  6. Siguiendo en el debate de realidad VS ficción; en mi opinión, teniendo en cuenta que el marketing es en resumidas cuentas se trata de seducir… creo que lo que más seduce, en estos momentos de en nuestra sociedad (mañana será otra cosa), es la innovación, si ahora nos sorprende llevar a notoriedad la intimidad de las historias _ no tanto reales, sino más bien íntimas y particulares_ será lo que más seducirá en esta coyuntura… ¿qué seducirá mañana? … quién sabe!