¿Imaginas que los carteles electrónicos que te dan consejos o información sobre el tráfico en las carreteras, en lugar de eso te saludaran al pasar? El equipo de marketing de Mini lo ha conseguido para sus conductores, haciendo uso del chip RFID e incluso ha logrado que los usuarios quieran llevar la famosa tarjeta de identificación por radio. Esta valla de Mini combina el soporte exterior con el marketing personalizado. Buen cimiento para una lovebrand.

Mini_message
Cada vez que se acerque un Mini, la valla mostrará un mensaje personalizado, dirigido al propietario del coche (incluso sin Mini, si el propietario lleva la llave en el bolsillo cerca de esta valla, también le saludará). La valla está equipada con RFID, al igual que la llave electrónica del Mini, que emite una señal para que la valla reconozca el vehículo. Las vallas se han colocado en San Francisco, Chicago, Nueva York y Miami, y se pondrán más si el experimento da buen resultado.

Los mensajes se personalizan a partir de los datos recabados en cuestionarios que rellenan los propietarios de Mini, según explicaban en un artículo de New York Times al que ya no se puede acceder, pero que señalan en AdGoodness.

1 comentario a esta entrada

  • Jesús el 13 Feb a las 13:34

    Qué interesante a la vez que inquitante “experimento publicitario”. Leí algo hace ya tiempo sobre el uso de chips aplicados a sistemas de seguridad y tb sabía que se estaba investigando su uso aplicado a publicidad (como en la película Minoriy Report). Pero sin duda nunca imaginé ver tan pronto una campaña real.

    En los post de hoy hay ya más de 5 que me gustaría referenciar. Por favor, seguir así.